Seleccionar página

Una enfermedad llamada “empatitis” y en busqueda del objetivo

Una enfermedad llamada “empatitis” y en busqueda del objetivo

El domingo 2 de mayo continuó la fecha 34 de La Liga Santander y jugaban tres de los cuatro equipos que representan la comunidad andaluza en España. Real Betis, Cádiz CF y Granada CF.

Estos equipos no son de los más sonados a nivel europeo y de hecho han padecido en algún momento reciente de su historia estar en segunda división en los últimos diez años, pero son conjuntos que en esta 2020/2021 mostraron una consolidación de su estilo de juego y en los técnicos no se ve una improvisación en los planteamientos, como otros equipos de la misma competición.

Pero, eso no significa que no haya cosas por mejorar y que en estos últimos partidos no haya una reflexión para los dirigidos por Pellegrini, Cervera y Martínez.

Real Betis

Es sin duda un equipo que se le debe exigir demasiado en el sentido de la inversión que realizó las directivas para cambiar esa temporada desastrosa de Rubi que los dejo en la parte media baja en la 2019/2020, pero de por si ya es bastante irregular. De hecho, en diciembre existían hinchas que pedían la cabeza del entrenador porque consideraban la temporada perdida y no era para menos, tener a jugadores como de la talla de Fekir y Canales y jugar tan mal era un crimen.

Sin embargo, el equipo supo reponerse desde febrero de 2021 y entró en un envíon anímico de buenos resultados, acompañado de una mejor fortuna en la solidez defensiva, ya que en muchos partidos el Betis con Joel en el arco y Víctor Ruiz – Mandi como pareja de centrales no daban seguridad de nada.

Pero ahora esos buenos resultados han entrado en un estancamiento. Si bien no han perdido, el exceso de empates comienza a desesperar a los verdiblancos. 6 puntos de 18 posibles es una baja cosecha para un equipo que posee una plantilla para ser mucho más competitivo y que aspira a clasificar a Europa League.

Pellegrini en rueda de prensa. Fuente. Unanimo Deportes

En estos encuentros parece que existe una dependencia total a Canales y Fekir, para que puedan agitar la varita mágica y poder ganar o peor que generen algo de juego para no perder a lo que se suma la falta de un 9 de garantía, limitando mucho las posibilidades de cara a portería. Por eso, es que en esta jornada se repitió la película contra el Real Valladolid, el cual es otro equipo fanático del empate – de hecho, eso el que más partidos ha dejado en tablas en La Liga-.

Ahora, los quienes ya realizaron la tarea.

Es para ponerse de aplaudir lo que han hecho Álvaro Cervera y Diego Martínez, cada uno con su idea del fútbol, el primero con un 4-4-2 de contención que por momentos se vuelve un 4-4-1-1 y el otro con un fútbol más dinámico formando según la circunstancia en un 4-2-3-1 o 4-4-2 ofensivo.

Cádiz CF

El Cádiz de Álvaro Cervera. Fuente: BeSoccer

Lo de Cádiz ya está, pueden sentirse satisfechos y estas últimas cuatro jornadas saldrán sin esa presión de la parte baja de la tabla. Han demostrado que no se necesita tener mucho el balón y marcar muchos goles para ganar un partido y el partido de la jornada contra Granada que les aseguro esos 40 puntos volvió a ser un ejemplo vivo de ello.

Si bien no es un fútbol que agrade, lo valioso es la confianza del plantel porque estos saben que es lo que quiere Cervera y todos se acoplan a esa idea. Incluso un hombre tan experimentado que jugó muchas veces un fútbol más vistoso como es Álvaro Negreado ha defendido ese planteamiento en varias oportunidades.

Granada CF

Por otro lado, está Granada CF. En mi opinión, lo que hace cada partido es apoteósico porque si miramos a ese equipo hace tres o cuatro años, en su mente creo que jamás se le hubiera cruzado que iba a enfrentar a nada más que al Manchester United, luchando por una semifinal de Europa League. Lo que logra Martínez es para levantarse y aplaudir además de observarse y estudiarse por varios que le gustan este deporte, algo muy similar a lo hecho por Bordalás en la 2019/2020.

Sin embargo, aún no le encuentro que objetivo se plantean o tienen; unos dirían que ya esta, es la salvación y todo lo demás es ganancia, pero cuando se ve que le ganas al Barcelona además de la forma que fue, remontando el marcador uno diría: “este equipo tiene que pelear por Europa”. Pero luego, pasa el bochorno mostrado contra Cádiz y allí no se sabe que pensar.

Lo que se viene es vital

Así pues, el enfrentamiento crucial lo veremos este lunes 10 de mayo, el partido es Real Betis versus Granada y donde quien gane podrá decir, cumplí el objetivo de Europa. La presión la debe llevar el Betis porque es quien lleva un mayor colchón de puntos y tiene una plantilla menos desgastada a diferencia de su rival, además es local -aunque sin público esto no es que incida mucho- y debe salir de ese bucle de empates en el que ha entrado. Granada, por su parte, sabe que una derrota o el mismo empate ya liquidaría la búsqueda de ese objetivo “adicional”, de modo que este partido promete, o por lo menos hay una esperanza de que no sea otro 1-1.

  • Sergio A. Segura

Sobre el Autor

Sergio Segura

Economista Escritor.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: