Seleccionar página

Transformación del Chelsea de Tuchel

Transformación del Chelsea de Tuchel

Thomas Tuchel llegó en el cierre del mercado invernal al Chelsea y le ha dado un giro de 180 grados a una temporada que parecía perdida, en una prometedora. Pero, ¿qué ha hecho el estratega alemán para cambiar la dinámica del club londinense en tan poco tiempo?

A su llegada a Chelsea, Tuchel quiso imponer sus principios de juego y su sistema por encima del estatus y coste de fichajes. Rompió el riguroso 4-3-3 de Frank Lampard e implementó desde el principio una estructura basada en 3 centrales + 2 mediocentros que dieran soporte al equipo. Los componentes de esta base serían confeccionar un esqueleto sólido; con los carrileros y atacantes sometidos a constantes rotaciones, combinados de distintas formas buscando encontrar las sociedades más óptimas.

El 4-3-3 con el que Lampard dirigió mayormente a Chelsea. En su último semestre a cargo, dejó a los “Blues” con 29 puntos y fuera de puestos de competición europea (8G, 5E y 6P).

Ataque Posicional

El técnico alemán encontró la respuesta a un cambio de modelo tan brusco, sin que le llevara un largo tiempo de adaptación y sin exponer las posibilidades de entrar en puestos de Champions, en las cenizas de las construcciones de Conte y Sarri, al igual que Tuchel, fieles al juego de posición. Revivían los nombres de Azpilicueta, Rüdiger, Marcos Alonso y Jorginho gracias al sistema 3-4-2-1.

Tuchel suma al Chelsea a la moda actual del fútbol europeo de incorporar un gran volumen de efectivos a la altura de la línea defensiva rival [3-2-5]. En punta, forman tres hombres en el carril central, dispuestos en dos alturas, dejando las bandas a los carrileros e involucrando a sus tres hombres más adelantados con distintos y complementarios roles: Mount en la izquierda, Werner o Ziyech en la derecha y Giroud o Havertz más adelantados, dependiendo las demandas y el contexto de cada partido.

Modelo de juego de Tuchel, donde prioriza la presión alta y la salida limpia de balón.

Con esto, Tuchel quiere reprimir la tendencia de Mount a acercarse al balón, para ser la referencia en la elaboración que era con Lampard a enfocarlo en la finalización. Esta evolución posicional ha hecho que el inglés luzca sus virtudes, propias de un mediapunta excepcional.

Un Chelsea indescifrable

Chelsea se ha convertido en un equipo del que el rival podía conocer su sistema y sus principios, pero en realidad no saber nada. Precisamente por esa variedad táctica a disposición del técnico. Porque puede jugar con Giroud de “9”, descargando el juego directo y activando a sus compañeros jugando de espaldas al arco, o con Havertz de “Falso 9” interpretando espacios para la velocidad de Werner/Hudson-Odoi y la creatividad de Ziyech.

Tuchel es un ejemplo de líder silencioso. Una idea brillante, capacidad metodológica para inculcarla en poco tiempo, el poder de la convicción y la credibilidad ganada desde una promesa cierta: “Todos tendrán su oportunidad”.

Apoyado por una dinámica positiva de resultados, con todo y el accidente de West Brom previo a su choque continental vs Porto en cuartos de final de Champions League, Tuchel no solo ha levantado un equipo, sino que ha orientado y dado sentido a una política de fichajes en la que dirección deportiva y entrenador apuntaban en caminos diferentes, rescatando así, inversiones millonarias en forma de futbolistas que parecían expuestos a devaluarse lejos de un contexto favorable.

Luis Guifarro

Sobre el Autor

Luis Guifarro

Estudiante de Periodismo • 2000 • Honduras | «Ponerle emoción a las cosas que hacemos es ponerle vida, hacerlas mejor. Porque la pasión, a largo plazo, resulta siempre eficaz.»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: