Seleccionar página

Gracias por todo Mendilibar

Gracias por todo Mendilibar

Es interesante que el entrenador solo decida dar un paso al costado después del resultado con Valencia CF en la jornada 37. Sí bien esta fue la que confirmó oficialmente el descenso del equipo, realmente por el desarrollo de la 2020/2021 este desenlace era una crónica de una muerte anunciada. Durante la temporada, SD Eibar llego acumular 15 partidos sin ganar y generó un panorama muy adverso, era casi un milagro pedir la salvación.

Mendilibar en rueda de prensa.

No obstante, la gestión realizada por Mendilibar durante estos 6 años fue loable y respetable para un equipo que por falta de ambición y recursos no tenía muchas aspiraciones. De hecho, el entrenador era el segundo más antiguo (solo por detrás de Simeone) en La Liga Santander y siempre fue fiel a su filosofía y su estilo de 4-4-2 o 4-2-3-1 que dependía más de los hombres que tuviera disponibles. Esa fue una de las razones para tener el respaldo de las directivas de la Sociedad Deportiva Eibar.

Un poco de contexto…

Juzgar al técnico por lo hecho únicamente en esta 2020/2021 sería un insulto a todas las cosas buenas que hizo en los 5 años anteriores ya que incluso llegó a consolidar plantillas que intentaron pelear la clasificación a Europa League en el 2016 y 2017. Además, logró destacar a jugadores durante algunos años como fue Inui, Ander Capa, Dani Garcia, Escalante, Joan Jordan, Orellana, Cucurella y una futura perla del fútbol español como lo es Bryan Gil.

Bryan Gil celebra el 3-1. (Foto: Cope)

Pero, hay que entender que el pecado de Mendilibar se radica precisamente en esto, tanto él como las directivas quisieron ser hegemónicos frente a una visión de proyecto que no podía ser sostenible en el largo plazo.

Mendilibar fue quien consolidó la base del equipo y proyectó en sus jugadores un sentido de pertenencia para representar el club y eso es innegable. Pero, en los últimos dos años al no existir un redito en la proyección del mismo club y su crecimiento, debían ser un motivo suficiente para que el entrenador concluyera ese proyecto.

Sin embargo, la realidad fue continuar con la misma metodología donde las opciones de proveer a la institución con una expansión presupuestal o un cambio directivo eran mínimos y estuvieron amparados ante el supuesto de que Mendilibar podría sostener el club con la base de 2016 y esto fue una razón que no dio aíres al club. Ese conformismo llevo a creer que:

“Con los recursos que tenemos, estamos logrando el objetivo de estar en primera”

dando como consecuencia una baja innovación para poder evitar el desgaste de la plantilla.

Que viene para el Eibar

Para estar en primera división, el equipo debe tener un recambio lo suficientemente solido para ser competitivo y no solo en plantel, también en metodologías optadas por las directivas para hacer crecer el club o en consolidar canteras y variantes en las tácticas del juego.

Ahora, la visión de todo el club se puede estancar y la misión para la próxima temporada, sin duda tendría que ser volver a primera en el 2022. Esto será un desafío mayor, porque ya la ideología deberá estar proyectada hacía que más cosas puede brindar el club y si podrá crecer más de lo logrado en estos siete años, y hay que ser sensatos, el SD Eibar del 2014-2020 ha dejado un nivel muy difícil de superar.

Gracias Mister, ¡Suerte!

Eibar en el triunfo historico en Ipurua 3-0 al Real Madrid. Fuente: https://www.elconfidencial.com/

Finalmente, Mendilibar ha de pasar a la historia en el país vasco en especial para esos hinchas que disfrutaron de sus actuaciones épicas, como aquella en 2018 cuando le ganó 3-0 al Real Madrid. Ojalá tenga otro reto, ya sea dirigiendo en primera o en alguna de las grandes ligas. Como sería de interesante verle en equipos con mejores plantillas.

  • Sergio A. Segura

Sobre el Autor

Sergio Segura

Economista Escritor.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: