Seleccionar página

En los penales: Boca se llevó el superclásico y el pase a las semifinales.

En los penales: Boca se llevó el superclásico y el pase a las semifinales.

Boca y River se enfrentaron en La Bombonera para cerrar el fin de semana convulsionado para el equipo de Gallardo. Al igual que las otras tres llaves de los cuartos de final, todo se definió desde los 12 pasos.

La crisis millonaria en la previa.

River llegaba muy golpeado al superclásico porque, a lo largo del sábado, se confirmaron 15 casos positivos de COVID-19 en el plantel profesional del millonario.

Franco Armani, Enrique Bologna, Germán Lux, Franco Petroli, Paulo Díaz, Robert Rojas, Bruno Zuculini, Tomás Castro Ponce, Agustín Palavecino, Santiago Simón, Nicolás De La Cruz, Benjamín Rollheiser, Matías Suárez, Federico Girotti y Rafael Santos Borré no pudieron estar disponibles tras haber dado positivo de COVID-19.

La ausencia obligatoria de los cuatro arqueros de River hizo que tuviera que hacer su debut en el arco millonario el arquero suplente de la reserva, Alan Leonardo Díaz. Gallardo también, por necesidad, subió al primer equipo a Agustín Gómez, Daniel Lucero, Felipe Peña, Tomás Lecanda y a Tomás Galvan.

Otra llave igualada.

Tanto Independiente, Colón y Racing ya se habían clasificado a las semifinales de la copa tras igualar sus partidos en los 90′ y ganar en los penales.

El Superclásico comenzó con mucha polémica. Al minuto 11, Carlos Tévez, cargó sobre Jonathan Maidana (que estaba de espaldas) y quedó solo para, mediante un cabezazo, poner el 1-0 desde temprano en La Bombonera. Esto hizo que, en el trascurso de los 90 minutos, Maidana y Tévez fueran los constantes protagonistas de las infracciones .

Con mucha polémica, Carlos Tévez convirtió el 1-0 en el Superclásico. Fuente: Mauro Alfieri/POOL ARGRA.

Poco a poco, River fue ganando terreno y a llegar cada vez con más claridad sobre el arco de Agustín Rossi sin poder convertir esas acciones ofensivas en un gol para el equipo de Núñez. Boca intentó alargar la ventaja, pero un gran Leo Díaz se encargó de evitar que se amplíe la diferencia en su debut.

Al segundo tiempo, River salió sin Enzo Pérez que se fue con una molestia al terminar el primer tiempo. En su lugar ingresó José Paradela. Pasados los 10 minutos de la segunda mitad, salieron Jorge Carrascal y Milton Casco para dar lugar a Lucas Beltrán y al debutante, Tomás Galván, quien se encargó de desequilibrar a la defensa de Boca para que tan solo 2 minutos después de ingresar, le de un pase a Fabrizio Angileri que mandó un centro al segundo palo para que Julián Álvarez meta el 1-1 que se mantuvo hasta el final.

Tras ganarle de cabeza a Fabra, Julián Álvarez puso el 1-1. Fuente: AFP.

Por el lado de Boca, ingresaron Emanuel Más, Jorman Campuzano y Edwin Cardona. Por el de River, también hizo su debut Daniel Lucero que ingresó en el lugar de Agustín Fontana.

Los tiros desde los 12 pasos lo definieron todo.

Carlos Tévez y Gonzalo Montiel fueron los encargados de convertir el primer penal para cada equipo. Sebastián Villa convirtió el suyo, pero Agustín Rossi le atajó el penal a Fabrizio Angileri. En un intento de hacerla “bonita”, Edwin Cardona picó su penal y el arquero, Leo Díaz, llegó a volver al medio para tapar o que sería el 3-1 en los penales. Julián Álvarez aprovechó el fallo del colombiano y puso el 2-2. Carlos Izquierdoz no iba a dudarlo y, con un fuerte remate al medio del arco, dejó todo 3-2. El capitán de River, Leonardo Ponzio pateó a la derecha de Rossi, pero, el ex Lanús, adivinó sus intenciones y evitó el 3-3. Todo quedó en manos de Julio Buffarini quien no dudó y convirtió el 4-2 para darle el pase a las semifinales al conjunto Xeneize.

Flojo en los 90′, pero el héroe en los penales. Agustín Rossi fue el encargado de darle la clasificación a Boca. Fuente: Clarín.

La figura del Superclásico.

Agustín Rossi fue clave en los penales; David Martínez cortó todo lo que se le puso por delante; Tévez metió el 1-0, convirtió su penal y fue clave en el ataque de Boca. Pero la figura del partido fue Alan Leonardo Díaz.

El arquero de River fue la razón por la cual el partido tuvo que definirse en la tanda de penales. Con sus atajadas mayoritariamente a Tévez, le dio la seguridad en el arco que era necesaria para un partido tan importante como lo es un Superclásico. Sumado a su gran actuación en los 90′, también le atajó el penal a Cardona que, si bien no sirvió para darle el pase semifinales a su equipo, le dio esperanzas a los hinchas de River.

Demostrando mucha seguridad bajo los tres palos, Alan Leonardo Díaz fue la figura del partido. Fuernte: REUTERS/Marcelo Endelli.

  • Juan Moure

Sobre el Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: