Seleccionar página

¡EL BARÇA DESPAROVECHA LA MEJOR OPORTUNIDAD!

¡EL BARÇA DESPAROVECHA LA MEJOR OPORTUNIDAD!

El equipo de Koeman ha desaprovechado una oportunidad clara de ponerse líder en solitario tras perder por 1-2 contra el Granada.

Primera parte prometedora

El Barça celebrando el 1-0 contra el Granada. Temporada: 2020-21. Fuente: Mundo Deportivo

El encuentro empezó con un Barça dominador, tal y como acostumbra. Tenía la suficiente clarividencia como para encontrar espacios en la apretada defensa nazarí. Tuvo algunas llegadas que no consiguió finalizar dentro de la portería, pero que indicaban que el equipo blaugrana estaba metido en el partido. En el minuto 24, Messi se la dio a Griezmann en la frontal de área. Este, mediante una ruleta digna de un genio, consiguió zafarse del defensa del Granada. Acto seguido se la devolvió al argentino, que con un fuerte remate abrió el marcador.

Tras el gol, la tendencia no cambió y el FC Barcelona siguió machacando al Granada, pero sin poder transformarlo en una ventaja mayor en el marcador. Además, la presión culé en campo contrario era asfixiante y no permitía al conjunto andaluz salir con libertad de su campo. El gran artífice de ello fue Busquets, que cuajó un magnífico partido que, de no ser por la derrota, podría calificarse como el mejor de la temporada del de Badía.

Se llegó al descanso con el 1-0 y con el partido controlado por parte de los jugadores de Koeman.

 

Jarro de agua fría en la segunda parte

La reacción de Messi tras el primer gol del Granada. Temporada:2020-21. Fuente: Diario AS

El segundo periodo empezó con un Barça que quería sentenciar el partido y que tuvo varias ocasiones, especialmente una clara de Griezmann, pero de nuevo falló en la definición. Como consecuencia de eso, el Granada empezó a salir con peligro. En el minuto 63, con su primer disparo a portería consiguió poner el empate en el marcador tras un toque de Mingueza que acomodó el balón para que Darwin Machís supere a ter Stegen.

Después del gol, Ronald Koeman fue expulsado con roja directa por el colegiado del encuentro. Según el acta, la expulsión fue por decirle “vaya personaje” al cuarto árbitro. No parece un lenguaje excesivamente ofensivo, pero ha sido suficiente para hacer que el entrenador no pueda dirigir a su equipo en Mestalla.

A partir de ahí ya se vio a un Granada muy replegado y a un Barça más impreciso y más lento. El empate supuso un mazazo anímico y las entradas de Pedri y Dembélé por Mingueza e Ilaix no consiguieron hacer que los azulgranas ganen claridad. En el minuto 79, tras un centro desde la izquierda, Jorge Molina puso el balón dentro de la red con un magnífico cabezazo que obraba la remontada nazarí en el Camp Nou.

Los culés lo intentaron, pero no pudieron crear el suficiente peligro para compensar los dos goles encajados, perdiendo el partido y desaprovechando la oportunidad de alcanzar la primera posición de la tabla de LaLiga.

¿Qué supone esto?

Frenkie de Jong dolorido en el suelo. Temporada: 2020-21. Fuente: Diario As

Esta derrota hace que el FC Barcelona ya no dependa de si mismo para ganar el título de liga, puesto que tiene perdido el goal-average partícular con el Real Madrid, tras perder los dos Clásicos. Por ello, hace falta que los de Zidane pierdan puntos para que los de Koeman queden campeones, aparte de que estos últimos tienen la obligación de ganar los 5 partidos que les quedan, incluido el duelo contra el Atlético de Madrid.

¿A qué se puede deber esta derrota?

Ronald Koeman en el banquillo de Los Cármenes. Fuente: El Periódico

La acumulación de partidos hacía necesarias ciertas rotaciones como la de Pedri. Sin embargo, los sustitutos de Lenglet y Dest en el once, Umtiti y Sergi Roberto, no estuvieron al nivel cuando se les exigió. El primer gol viene de un disputa perdida por el defensa francés y el segundo tanto vino de un centro por la banda del carrilero derecho en el partido de hoy. Se puede decir que es mala idea jugar partidos importantes con dos jugadores que no han rendido en la presente temporada.

Tampoco es culpa de Koeman. Después de 10 años de autodestrucción, el club azulgrana no tiene mejores jugadores que esos para rotar. Tampoco tiene grandes revulsivos, puesto que tras el 1-2 el holandés sacó a Trincão por Busquets a la desesperada.

Por tanto, hace falta que se vayan algunos jugadores y vengan otros que puedan hacerlo mejor, pero ese es el trabajo de la dirección deportiva. Todo ello respetando los límites económicos, aunque ya se habla de que Laporta ha conseguido aplazar la deuda del club. Si es cierto, este verano parece que puede hacer algún fichaje de calidad.

Alejandro Mokov

Sobre el Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: