Seleccionar página

Dejen trabajar a Koeman

Dejen trabajar a Koeman

Últimamente se está hablando bastante sobre la continuidad del entrenador holandés, analicemos como está siendo su temporada.

Un inicio complicado

Setién, afectado por el partido contra el Bayern. Fuente: EL COMERCIO PERÚ

El día 14 de agosto de 2020, el FC Barcelona perdía por 8-2 frente al Bayern de Múnich. Una humillación cuyos precedentes se remontan a las primeras décadas del siglo XX. El club, con Bartomeu a la cabeza, decidió prescindir de Quique Setién y contratar a Ronald Koeman, hasta entonces seleccionador de Países Bajos, como nuevo entrenador azulgrana.

El héroe de Wembley tenía ante él una tarea complicada. Debía reflotar a un equipo que, deportivamente, estaba agotado. Para ello, tuvo que encargarse personalmente de dar salida a tres pesos pesados como Arturo Vidal, Ivan Rakitic y Luís Suárez. En realidad, nadie le preguntó si quería contar con alguno de ellos, él simplemente debía cumplir las órdenes de arriba. Primer hándicap.

El segundo hándicap para él fue que, a diferencia de los últimos entrenadores, no pudo armar su plantilla por la falta de presupuesto tras los múltiples años de mala gestión y el remate económico que ha supuesto la pandemia.

El último contratiempo fue el famoso burofax de Messi, teniendo en cuenta la importancia deportiva del argentino, es probable que el holandés no guarde un buen recuerdo de esos días.

Los jóvenes, más protagonistas que nunca

Los jugadores del Barça celebrando un gol. Temporada: 2020-21. Fuente: FC Barcelona Noticias

En los últimos años, se ha estado hablando de la falta de apuesta por los jugadores jóvenes en el Barça. Koeman llegó para cambiarlo. Con el holandés al frente, jugadores como Sergiño Dest, Ronald Araújo, Óscar Mingueza, Ilaix Moriba, Pedri, Ansu Fati y Francisco Trincão han ganado mucho protagonismo.

La mayoría de ellos no estaba teniendo oportunidades en el club hasta ese momento o no había llegado al club todavía. El holandés ha hecho que estos jugadores tengan confianza en sí mismos, ganen experiencia jugando muchos partidos y se conviertan en jugadores importantes, con los que se puede contar en situaciones complicadas.

Dest, Araújo y Mingueza son cada vez más importantes defensivamente. Ansu Fati era fundamental hasta su lesión. Pedri da la sensación de haber jugado en el club azulgrana desde tiempos inmemoriales. Ilaix y Trincão cada vez tienen más protagonismo.

Los únicos que no han podido disfrutar de esa confianza han sido Riqui Puig y Carles Aleñá, pero nunca se sabe si en algún momento podrán también tener oportunidades.

El físico, el mejor desde hace tiempo

Imagen de la locura tras el gol de Piqué contra el Sevilla. Temporada: 2020-21. Fuente: CBS Sports

En múltiples temporadas hemos visto como, en la parte final de la temporada, el FC Barcelona pega un considerable bajón físico. Los jugadores parecían estar cansados, todo iba a una marcha menor y se notaba como al equipo le costaba acabar los partidos.

Este año está siendo diferente. Los blaugranas han tenido que jugar 5 prórrogas en los que va de 2021. Real Sociedad, Athletic Club, Cornellá, Granada y Sevilla han sido los rivales. Contra los últimos dos, además se ha tenido que hacer un esfuerzo importante para remontar marcadores adversos dentro de la eliminatoria. Es un esfuerzo físico y mental que, sin una condición física y mental fuerte, haría que al equipo le cueste acabar los partidos.

También hay que sumar el partido de vuelta contra el PSG, donde el Barça estuvo 90 minutos asediando el área de los parisinos, buscando la remontada con todas sus fuerzas.

Gracias al trabajo de Koeman, el equipo no solo no se encuentra mal, sino que fue capaz de darse un festín contra el Huesca el lunes pasado, endosando un 4-1 a los aragoneses con cierta comodidad y pese al polémico penalti que el colegiado de ese encuentro señaló a favor de los aragoneses.

Algunos jugadores han dado un paso al frente

Ousmane Dembélé celebrando un gol contra el Sevilla. Temporada: 2020-21. Fuente: Marca

El primero de ellos es Ousmane Dembélé. El entrenador holandés ha conseguido que el extremo francés pueda formar parte del equipo. En otras temporadas, era muy común ver como el jugador galo se lesionaba constantemente. Volvía a jugar y se volvía a lesionar. En cambio, con Koeman, Dembélé apenas ha tenido problemas físicos, lo que le ha permitido tener continuidad y mostrar su talento.

El segundo de ellos es Frenkie de Jong. Tras un largo debate sobre su posición ideal en el campo, el mediocampista holandés se ha asentado como interior derecho, una posición que le permite tener mucha libertad de movimiento, pudiendo llegar al área rival o construir el juego desde atrás. Es su temporada más goleadora. También se ve a un de Jong liberado y que no se esconde ante la adversidad. Un motivo de esa mejora puede ser el factor motivacional de tener a un entrenador que ya conocía desde la selección holandesa.

El último es Sergio Busquets. El de Badía del Vallés tuvo un inicio de temporada complicado, donde muchos aficionados se cuestionaban si realmente merecía ser titular. Gracias a la mejora física del equipo que ha conseguido Koeman, Busquets ha mejorado su forma, pudiendo así cometer menos errores y pudiendo aportar más de su incuestionable talento, aspectos que claramente benefician el juego del FC Barcelona.

La actitud, cada vez mejor

Celebración del Getafe tras marcar contra el Barça. Temporada: 2020-21. Fuente: Diario AS

Al principio de la temporada, se pudieron ver algunos partidos en los que a los culés les faltó actitud para salir de situaciones adversas. Un buen ejemplo de ello son los partidos contra el Atlético de Madrid y el Getafe de la primera vuelta del campeonato liguero. Ambos se saldaron con derrotas por 1-0 y el equipo dio la sensación de no ser capaz de encontrar respuestas en momentos complicados.

Sin embargo, desde que ha comenzado el 2021, los azulgranas han mejorado su actitud. Prueba de ello son los partidos coperos contra el Rayo Vallecano, Granada y Sevilla. Ahí el Barça si tuvo la actitud necesaria, no se rindió y consiguió tres remontadas complicadas. Ahí también entra el partido de LaLiga en el Sánchez Pizjuán, ganado por 0-2, y esa vuelta contra el PSG de la que hablábamos antes, en la que se vio el hambre del equipo de conseguir cosas importantes.

Por todos estos hechos, no es de extrañar que los jugadores quieran que Koeman continúe la próxima temporada. Y es que el holandés se lo ha ganado, pase lo que pase hasta el final de temporada.

Alejandro Mokov

Sobre el Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: