Seleccionar página

¡Cómo te vas a morir, querido Kobe!

¡Cómo te vas a morir, querido Kobe!

Se cumple un año del fallecimiento de Kobe Bryant, su hija Gianna y otras siete personas en un accidente.

El año pasado no solo estuvo marcado por la terrible pandemia que todavía azota al planeta tierra, sino también por la pérdida de una de las grandes figuras del baloncesto. La trágica tarde del 26 de enero del 2020 jamás será olvidada por todos los fanáticos del deporte y, sobre todo, de Los Ángeles Lakers. Un día en el que la tristeza predominó en los corazones de quienes pudimos verlo en el tabloncillo y disfrutamos de su juego.

Los bomberos recibieron la primera llamada que avisaba de que un helicóptero se había estrellado a las 9.47 (hora local). El accidente se produjo en una colina en la zona de Calabasas, una localidad de alto poder adquisitivo del noroeste de Los Ángeles.

Kobe y su hija Gigi. Fuente: bbc.com

Leyenda para la eternidad

El “Black Mamba”, autor de una de las mejores actuaciones en la historia de la NBA, cautivó a una generación entera tomando el relevo de Michael Jordan, el mejor jugador de todos los tiempos. Un 13 de abril del año 2016, fue su último baile como profesional, dando un recital para la historia: anotó 60 puntos con 37 años de edad.

Cinco anillos de la NBA, par de MVP en las finales, 18 participaciones en el All-Star y cuatro veces mejor jugador el mismo, miembro del Salón de la Fama, cuarto máximo anotador en la historia de la liga: (33.643 puntos), y así puedo seguir desglosando la interminable lista de records y premios en toda su carrera.

Kobe Bryant jugando con los Lakers. Fuente: elheraldo.co

¡Simplemente, gracias!

Las camisetas con los dorsales 8 y 24, los números que utilizó, siguen puestas en adultos y niños. Murales con su imagen adornan las calles en distintas partes del mundo. El equipo de sus amores, con su amigo LeBron James a la cabeza, consiguió un título que se les estaba siendo esquivo en su honor.

Mural en una calle de Los Ángeles. Fuente: elcolombiano.com

Pasados 365 días de ese momento, el recuerdo y las emociones siguen intactas. Su legado pasará de generación en generación, y su nombre perdurará para toda la eternidad. Nunca dejará de ser referencia. Yo solo tengo una cosa para decir: ¡Cómo te vas a morir, querido Kobe!

Sobre el Autor

Edgard González

Estudiante de Comunicación Social (Mención Audiovisual) / Narrador / Colaborador para Prórroga Sport / Twitter e Instagram: @edgarddeportes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: