Seleccionar página

Brasil y nueve más

Brasil y nueve más

Terminó la tercera tanda de dos partidos de las eliminatorias sudamericanas y sin duda la competitividad ha sido el tema por relucir, pero no por el gran nivel de las selecciones como ocurrió en las eliminatorias camino a Rusia, Brasil, y Sudáfrica sino porque no se sabe cuál de estas juega peor.

Brasil, de la mano de Tite esta imparable y con un Neymar “más maduro” han encontrado un líder. El Planteamiento 4-4-2 ofensivo o el dinamismo hacia el 4-3-3 equilibrado le ha permitido no solo llegar a ser invicto con 18 puntos y solo dos goles en contra sino, además, ser la única selección con el nivel suficiente para competir contra las potencias europeas y poder llamarse candidato prematuro de lograr la copa del mundo.

No solo no han perdido; los encuentros que han jugado parece que no tuvieran que emplearse a fondo para ganar. Encuentra recambios de alto nivel en todas las posiciones de campo y no muestran muchas falencias cuando no está Ney. Ganan muy fácil contra rivales que salen con temor a enfrentarlos, sin ideas, aguantando atrás la máxima cantidad de tiempo y rogando para que no les encajen un gol. Se parece a la época de las eliminatorias camino a Francia 98 o Corea – Japón 2002.

Que pasa con Argentina

Argentina le remontaron un resultado a favor de 0-2. Fuente Elcomercio.pe

En el papel Argentina debería ser la selección más consistente y llamada a luchar el primer lugar contra los cariocas. Pero con el fútbol mostrado de estas últimas dos fechas solo dejaron en evidencia que la mediocridad parece reinar en el conjunto de Scaloni, ya que es inamisible que les hayan remontado ambos encuentros especialmente el partido contra Colombia; bastante entretenido para el espectador neutral y emotivo para el hincha colombiano por lograr ese gol agónico al 90 + 5.

No obstante, el planteamiento de Rueda antes del minuto 30 fue nefasto y esa primera parte del partido al parecer dio un exceso de credulidad o confianza a Scaloni con quienes contaba en el campo, a tal punto de no realizar cambios en la zona ofensiva, creyendo que con lo realizado en 45 minutos iba a lograr los tres puntos. En esto, el técnico colombiano fue más astuto y logro dar vuelta a un resultado adverso que junto al resultado obtenido en Perú le da un aliciente a su selección.

Bolivia, Chile, Ecuador, Perú, Paraguay y Venezuela ¿Quién es más malo?

Moreno Martins, Lasarte, Alfaro, Lapadula, Almiron y Rincon.

Estas selecciones son particulares, cada una pasa una realidad muy atípica ya que hasta el entorno sociopolítico de sus países les afecta en cierta medida. Pero, mirando el tema netamente futbolístico parece que las mencionadas simplemente no tienen una idea de juego o una filosofía muy clara. Los pocos partidos que han tenido sus entrenadores, que a excepción de Gareca todos son nuevos, les está costando una eternidad para darle un horizonte y responder cómo van a ser competitivos.

Chile está viendo como su generación dorada llegando a sus últimos destellos de calidad porque sus dos baluartes sobrepasan los 30 años y no se ve un recambio que pueda igualar el nivel de antes.

Bolivia simplemente con su pensamiento de pequeño cree que jugar con 9 jugadores de mitad de campo para atrás y con pelotazos a Moreno Martins podrán conseguir algún punto.

Venezuela es demasiado defensivo y tampoco se le ve mucha idea de cómo jugar, a tal punto que Peseiro puede que este en la cuerda floja.

Perú le pasa algo similar a Chile, pero con un bajón futbolístico mucho más prolongado. Solo Lapadula parece que puede sacar la cara por esa selección.

Ecuador, es una montaña rusa, se quedó con la goleada que le realizo a Colombia en noviembre y esta jornada la querrá olvidar rápidamente. Alfaro fue toda una contrariedad en lo que planteo ya que contra Brasil decidió ser ultradefensivo y perdió. A Perú decidió jugar con sus centrales adelantados impulsando un ataque consistente con presión alta y perdió.

Paraguay no tiene un referente de área y por más creatividad que tenga Almirón no puede hacerlo todo. Berizzo en su 4-2-3-1 se equivocó al dejarlo como única punta en más de una ocasión.

Y Uruguay… Un caso inexplicable que no sumara de a tres

La selección charrua no paso del empate con Venezuela. Fuente GolCaracol:

Lo de Uruguay es para analizar detenidamente, porque si bien baluartes como Cavani y Suarez ya están en su última eliminatoria, el recambio generacional de los charrúas es espectacular, en especial en la zona media del campo. Es increíble que en los dos partidos quedaran 0-0, ¿en qué falló ese planteamiento de 4-1-4-1 o 4-5-1 ofensivo? Ni Venezuela ni Paraguay son equipos garantes en defensa para que no se les marque un gol.

En síntesis cada selección, a excepción de Brasil, muestra más dudas que certezas y si no hay una mejoría pronto le darán a los Brasileños un pase muy fácil a Qatar 2022 quienes si ganan los próximos 4 partidos ya será matemáticamente oficializado por la cifra de 30 puntos que los otros equipos sueñan. La competencia del tercero (Ecuador con 9 puntos) al décimo (Perú con 4 puntos) está reñida, pero porque no se sabe que selección juega peor y cuál va a ser la que termine cediendo puntos de formas irrisorias por más que se argumenten en malos arbitrajes, la COVID o cualquier otro pretexto.

  • Sergio A Segura

Sobre el Autor

Sergio Segura

Economista Escritor.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: